Con este curso se espera formar al personal de Enfermería para optimizar y actualizar su labor profesional en los cuidados del paciente drogodependiente, para la adquisición de los conocimientos, habilidades y actitudes de mejora necesarios en la atención y asistencia a este grupo de pacientes, en el ámbito de la atención especializada e igualmente en atención primaria, como componente del Equipo de Salud, consiguiendo de este modo mejoras y desarrollo de sus competencias profesionales en relación a la atención de este grupo de pacientes en los centros de trabajo, actualizando y perfeccionando su práctica profesional como componente de un Equipo de Salud. Para ello, se plantea con este curso:

1. Desarrollar competencias en los profesionales de enfermería que les permitan el óptimo abordaje de los problemas de salud derivados del abuso de drogas, así como la prevención de dichos comportamientos adictivos a fin de evitar los posibles riesgos que dicho consumo conlleva.

2. Proporcionar conocimientos y facilitar la creación de actitudes en los profesionales de enfermería para que puedan afrontar posibles situaciones críticas sin menoscabo de la calidad de los servicios que prestan.

3. Preparar a los profesionales de enfermería en competencias básicas para que puedan gestionar posibles situaciones de tensión y estrés ante pacientes drogodependientes en fase aguda o sobredosis, con el menor coste emocional, personal y profesional posible.